Menú Anterior

 

HERMANDAD DE NUESTRA SRA. DEL ROSARIO

Y SANTO CRISTO DE LA PAZ

(HUMEROS)

 

 

Índice General del Web

Página Principal

La Hermandad 

Álbum de Fotos

Oraciones

Enlaces y sitios interesantes

Índice General del Web

 

REGLAS DE LA HERMANDAD

 

TITULO VI. LA VIDA ECONÓMICA.

1.-   CAPITULO I. LA VIDA ECONÓMICA.

2.-   CAPITULO II. LOS RECURSOS NORMALES Y EXTRAORDINARIOS.

3.-   CAPITULO III. LA ADMINISTRACIÓN DE LA HERMANDAD.

 

Ir al inicio de esta página1.- LA VIDA ECONÓMICA.

 

REGLA 48.- Esta Hermandad es propietaria de la capilla de Nuestra Señora del Rosario sita en la calle Torneo de esta capital. según nos Consta por el Expediente formado a petición de la Hermandad para labrar una capilla frente al Colegio de San Laureano, presentado ante el Ayuntamiento de la Ciudad en el año de 1747 como figura en la Sección de Documentos del Siglo XVIII. Tomo 43. Legajo 19 del Archivo Municipal de Sevilla.

Asimismo son patrimonio de la Hermandad todos los bienes y enseres contenidos en la indicada capilla de Nuestra Señora del Rosario del barrio de los Humeros, de todo lo cual existe el correspondiente Inventario que, con las modificaciones e incidencias ocurridas en cada mandato de la Junta de Gobierno, deberá firmar el Mayordomo al ocupar el cargo.

En todo lo referente a la economía de los bienes de la Hermandad se cumplirán los cánones 1254-1310 relativos a los bienes temporales de la Iglesia, de acuerdo con el canon 313 así como otros referidos a las mismas.

 

Ir al inicio de esta página2.- LOS RECURSOS NORMALES Y EXTRAORDINARIOS

REGLA 49.- Dado que la fuente normal de ingresos de la Hermandad, con la que habrá de atender a sus gastos ordinarios, son las cuotas de los hermanos, éstos deberán estar obligados al pago de las mismas.

La Junta de Gobierno podrá Proponer, cuando así lo estime necesario, para atender necesidades de carácter extraordinario, las cuotas que habrán de establecerse para dichos fines, pero deberá llevar el refrendo, bien de un Cabildo General Ordinario o del Extraordinario que, en su caso, haya de convocarse.

 

Ir al inicio de esta página3.- LA ADMINISTRACIÓN DE LA HERMANDAD.

 

REGLA 50.- Junto al cargo de Mayordomo, cuyas funciones ya se han especificado, existirá una JUNTA ECONÓMICA que estará presidida por el Hermano Mayor y en ella formarán parte el Mayordomo, Fiscal y dos hermanos designados por la Junta de Gobierno, que no sean oficiales ni auxiliares de Junta y que será la máxima responsable de la administración económica de la Hermandad, aunque siempre dependiente de la Junta de Gobierno.

La Hermandad, como tal, podrá tener abierta las necesarias cuentas bancarias, para cuyo movimiento serán necesarias la firma del Mayordomo juntamente con la del Hermano Mayor.

Los fondos de la Hermandad se destinarán principalmente a sufragar los actos de culto prescritos en estas Reglas, a la satisfacción de las obligaciones ordinarias y a las atenciones de reforma o innovaciones que, de conformidad con los estatutos se acuerden.

En todo gasto debe brillar siempre la caridad cristiana, la sobriedad evangélica, compatibles con la dignidad y el decoro, propios de nuestra tradición y de culto debido al Señor. En este sentido, la Hermandad destinará el diez por ciento de su presupuesto anual a obras de caridad y asistencia, bien propias -preferentemente- o en conexión con Cáritas parroquial o diocesana.

Título V de las Reglas de la HermandadTitulo VII de las Reglas de la Hermandad