Menú Anterior

 

HERMANDAD DE NUESTRA SRA. DEL ROSARIO

Y SANTO CRISTO DE LA PAZ

(HUMEROS)

 

 

Índice General del Web

Página Principal

La Hermandad 

Álbum de Fotos

Oraciones

Enlaces y sitios interesantes

Índice General del Web

 

REGLAS DE LA HERMANDAD

 

TITULO V. DE LOS CABILDOS.

1.-   CAPITULO I. LOS CABILDOS GENERALES.

2.-   CAPITULO II. LOS CABILDOS DE OFICIALES.

 

Ir al inicio de esta página1.- LOS CABILDOS GENERALES.

 

REGLA 35.- El Cabildo General es el órgano soberano de la Hermandad. Tiene carácter deliberante y decisorio e interviene en todas aquellas cuestiones que por su importancia o trascendencia exceden de las atribuciones de la Junta de Gobierno. Pueden ser Ordinarios o Extraordinarios.

REGLA 36.- A los Cabildos Generales pueden concurrir y tendrán voz y voto todos los hermanos y hermanas mayores de dieciocho años, con uno de antigüedad como mínimo y recibidos reglamentariamente.

Serán convocados por escrito con la antelación debida, haciéndose constar en su cédula de citación el Orden del día, cuyo primer Punto será la lectura del acta del cabildo general anterior y el último el de Ruegos y Preguntas, suprimiéndose este apartado cuando se trate de Cabildos

extraordinarios. Asimismo si la urgencia lo aconsejare, se podrá Citar mediante la inserción de anuncios en los diferentes medios de comunicación social.

Estarán presididos por el Hermano Mayor, acompañado del Director Espiritual, quien le asistirá y aconsejará en asuntos de su competencia.

Las decisiones del Cabildo General obligan a todos los hermanos.

Todos los cabildos comenzarán con la lectura del Santo Evangelio, alabanza al Santísirno Sacramento del Altar e invocación al Espíritu Santo y terminarán rezándose un responso en sufragio de nuestros hermanos difuntos. Dichos actos serán dirigidos por la presidencia.

REGLA 37.- CABILDO GENERAL DE CUENTAS Y MEMORIA.- El Cabildo anual ordinario de Cuentas se celebrará dentro del primer trimestre del año, llevándose las cuentas cerradas al 31 de diciembre.

En este Cabildo, el Secretario leerá la Memoria Anual del ejercicio anterior, previamente aprobada por la Junta de Gobierno.

Acto seguido, el Mayordomo presentará las Cuentas de la Hermandad con sus respectivos justificantes para su aprobación por el cabildo. Dichas cuentas habrán sido previamente revisadas por el Fiscal y aprobadas por la Junta de gobierno. Antes del cabildo y en un plazo de quince días naturales, toda la documentación habrá debido estar a disposición de los hermanos su consideración y estudio.

Por último, el Mayordomo dará lectura al Presupuesto general ordinario para el ejercicio siguiente, que previamente habrá sido aprobado por la Junta de Gobierno, sometiéndolo a la ratificación si procede por el Cabildo General.

Tanto las Cuentas generales como el Presupuesto habrán sido elaboradas por la Junta de Economía en base al informe previo del Mayordomo.

Una vez aprobadas las Cuentas generales y el Presupuesto por el Cabildo General, estos han de ser presentados para su definitiva aprobación al Vicario General del Archidiócesis.

REGLA 38.- CABILDO GENERAL DE ELECCIONES.- Tendrá lugar cada TRES años y será su objetivo proveer la totalidad de los cargos componentes de la Junta de Gobierno. En su convocatoria, se observarán los siguientes preceptos:

REGLA 39.- LOS ELECTORES

a) Es elector todo hermano y hermana con dieciocho años de edad cumplidos para el día en que se celebre la elección, con un año al menos de pertenencia a la Hermandad y recibido reglamentariamente.

b) Concluido el cabildo de convocatoria de elecciones. la Junta de Gobierno remitirá a la Vicaría General una copia del Censo de votantes y le comunicará oficialmente el día señalado, lugar y hora de la celebración de las elecciones.

c) La Junta de Gobierno será la responsable de todo el proceso electoral, en especial de que los candidatos cumplan los requisitos expresados en las Reglas.

d) Cualquier hermano o hermana que en el momento de la elección no se encuentre incluido-a en el censo electoral, no podrá ejercer su derecho al voto. Por ello, una vez elaborado, estará expuesto en las dependencias de la Hermandad durante un mes a fin de que los hermanos comprueben su inscripción en él y formulen, en su caso, la oportuna reclamación.

REGLA 40.- LOS CANDIDATOS

a) Es elegible todo hermano o hermana mayor de dieciocho años de edad, domiciliado en Sevilla o en alguna población cercana siempre que le permita cumplir con su oficio adecuadamente. Deberá contar con una antigüedad como cofrade de al menos tres años, haber sido recibido reglamentariamente y encontrarse en posesión de las cualidades pedidas en el Código de Derecho Canónico para este tipo de asociaciones seglares.

b) Han de gozar de capacidad para el ejercicio de la responsabilidad que la Iglesia, en el Concilio Vaticano II y el Sínodo Hispalense de 1973 pide en los momentos actuales para los dirigentes seglares.

c) Todo candidato debe tener y procurarse una cierta formación cristiana básica, en especial en materia eclesiológica, litúrgica, catequética y bíblica.

Entre los materiales imprescindibles para esta formación han de contarse los documentos conciliares y pontificios y las orientaciones del Episcopado español.

El Director Espiritual facilitará orientación y ayuda para el cumplimiento de estas exigencias.

REGLA 41.- PRESENTACIÓN DE CANDIDATOS: Una vez convocado por la Junta de Gobierno el Cabildo General de Elecciones a todos los hermanos electores, quedará abierto un plazo de cuarenta días para la presentación de candidatos, a los que se les entregará certificación por medio de la Secretaría, acreditando que se han Presentado como tales candidatos.

Transcurrido este plazo, la Hermandad publicará una lista con todos los candidatos presentados. Habida cuenta que el sistema de votación a emplear para la elección será el de Candidatura Cerrada, es decir, no susceptible de variación por parte de los electores, animados de fraternal caridad y en reuniones conjuntas de la Junta de Gobierno y la totalidad de los candidatos oficialmente presentados, se confeccionarán las candidaturas oportunas durante el tiempo restante hasta la fecha designada para la celebración del Cabildo de Elecciones.

REGLA 42.- CELEBRACIÓN DEL CABILDO: El Cabildo tendrá lugar cada TRES años en el mes de enero y en la fecha que la Junta de Gobierno acuerde en su día y que asimismo deberá ser comunicada a la Autoridad Eclesiástica con la debida antelación, así como la duración de la elección, si el Cabildo es abierto.

El quórum de votantes necesario para la eficacia de la elección ha de representar, al menos, el diez por ciento de los componentes del censo electoral. Si no se lograra el quórum señalado se celebrará nueva convocatoria quince días después. Si en la nueva convocatoria no se lograse al menos un cinco por ciento del censo electoral, se comunicará la circunstancia al Vicario General junto con toda la documentación necesaria a fin de que designe libremente la nueva Junta de Gobierno.

La elección se hará mediante votación personal y secreta, dándosele a este acto toda la seriedad propia de un deber de conciencia. Y dado que para el ejercicio del derecho al voto se utilizarán candidaturas cerradas, éstas no podrán modificarse y caso de que las papeletas presentasen enmiendas o tachaduras quedarían anuladas en su totalidad.

Los hermanos que por enfermedad o ausencia habitual se vieren imposibilitados de asistir al Cabildo General podrán ejercitar su derecho al voto mediante su emisión por correo. A tal fin, la papeleta de votación en sobre cerrado, deberá obrar en poder de la Secretaría veinticuatro horas antes de la celebración del Cabildo. En el sobre que el hermano envíe deberá figurar en el remite el nombre y apellidos del hermano, su dirección, número del documento nacional de identidad y firma. Dentro de este sobre, irá otro sobre-cerrado como el primero donde figurará la papeleta de votación, fotocopia por las dos caras del DNI. y documento justificativo, dentro de lo posible, de su ausencia al Cabildo. El Secretario del Cabildo levantará acta de su recepción y dará cuenta a la presidencia de la Mesa electoral al iniciarse la votación. Antes de celebrar el escrutinio, la presidencia procederá a abrir los votos recibidos por correo, contabilizándose su resultado junto con los restantes votos emitidos.

Finalizada la votación, la presidencia de la Mesa designará dos escrutadores de entre los presentes, que no han de ser candidatos ni miembros de la Junta saliente, quienes conjuntamente con el presidente realizarán el escrutinio de los votos emitidos, incorporándose los recibidos por correo, de todo lo cual el Secretario del Cabildo levantará acta firmando con él ambos escrutadores y el presidente de la Mesa, quien lo hará dando el Visto Bueno y a la elección si así procede.

El Cabildo de Elecciones para su validez deberá estar presidido por el representante que la Autoridad Eclesiástica designe al efecto junto al que estará el Hermano Mayor (salvo si fuera candidato, en cuyo caso será sustituido por un oficial de la Junta, que no sea candidato) y Secretario (salvo si fuera candidato, en cuyo caso será sustituido por un oficial de la Junta que no sea candidato). Si no hubiere oficiales no candidatos, el representante de la Autoridad Eclesiástica designará un Secretario accidental de entre los hermanos presentes no candidatos, que redactará y firmará el acta del cabildo.

REGLA 43.- ELECCIÓN EFICAZ E INEFICAZ. CONFIRMACIÓN: Para resultar elegida la candidatura correspondiente será suficiente que obtenga la mayoría simple de votos.

Si la elección ha sido eficaz, la Mesa electoral proclamará los elegidos, pero la elección no surte efecto hasta que la Autoridad Eclesiástica haya confirmado la elección del nuevo Hermano Mayor. El mismo Hermano Mayor, por sí o a través del Secretario saliente, debe solicitar la confirmación en el plazo máximo de ocho días, acompañando el acta de la elección.

Si la elección no fuera eficaz, la Mesa electoral enviará los resultados al Vicario General para que éste designe libremente la nueva Junta.

REGLA 44.- TOMA DE POSESIÓN: Una vez recibida su confirmación, el Hermano Mayor señalará la fecha de toma de posesión de la nueva Junta, que habrá de tener efecto en un plazo de diez días a partir de la notificación oficial de la confirmación.

El Secretario de la Hermandad comunicará al Vicario General la composición de la nueva Junta para su conocimiento y publicación en el Boletín Oficial del Arzobispado. También se comunicará al Consejo General de Hermandades y Cofradías a los efectos que procedan.

REGLA 45.- REELECCIÓN: Todo hermano o hermana podrá ser reelegido-a para el mismo cargo por un segundo mandato.

REGLA 46.- CABILDOS GENERALES EXTRAORDINARIOS

1.- Están concebidos para aquellos casos en que surjan cuestiones imprevistas que por su importancia y urgencia excedan de las atribuciones de la Junta de gobierno.

Pueden ser convocados:

a) Cuando lo considere oportuno el Hermano Mayor, oído el parecer de la Junta de gobierno.

b) Cuando así lo estimen cuatro miembros de la Junta de gobierno.

c) Cuando sea solicitado por escrito por un número de hermanos superior a veinte y reúnan las condiciones exigidas para tener voz y voto en los cabildos generales. En el escrito figurará el motivo de la petición, que será el único asunto del Orden del día, no habiendo apartado de Ruegos y Preguntas.

Al recibirse la petición, se celebrará cabildo de oficiales dentro de los siete días siguientes y se procederá a la convocatoria solicitada en un plazo no superior a los quince días.

2.- Para los acuerdos de Cabildo general será suficiente la mayoría simple de los votos válidos emitidos, con excepción de aquellas cuestiones que, a juicio del cabildo de oficiales, se consideren de trascendental importancia, además de los que hagan referencia a la extinción de la Hermandad, modificación de cualquiera de estas Reglas, sustitución de las imágenes titulares, fusión con otras corporaciones o asociaciones eclesiales o admisión de estas en la sede de la hermandad, salidas extraordinarias de nuestras imágenes titulares y enajenación, cesión, donación o abandono de bienes que constituyan parte importante del Patrimonio de la Hermandad, para los cuales se requerirá la mayoría de dos tercios de los votos válidos emitidos.

Se considerarán votos válidos todos los emitidos, una vez deducidos los votos en blanco, los nulos y las abstenciones.

 

Ir al inicio de esta página2.- LOS CABILDOS DE OFICIALES.

 

REGLA 47.- El Cabildo de Oficiales es la reunión de la Junta de Gobierno como órgano deliberante y ejecutivo, administrando y gobernando a la Hermandad, con sujeción a los acuerdos del Cabildo General y a las disposiciones de las presentes Reglas.

Se celebrará ordinariamente una vez al mes, aparte de las veces que el Hermano Mayor juzgue oportuno convocarlo.

Para su celebración válida será necesaria la asistencia de, al menos, cinco oficiales en primera citación y cuatro en segunda y última.

En caso de que algún oficial de la Junta, sin previa justificación al Hermano Mayor, faltase a más de tres cabildos consecutivos, la Junta de gobierno decidirá sobre su cese o continuidad en el cargo. En caso de aprobarse el cese, éste sólo tendrá efecto cuando sea confirmado por la Autoridad Eclesiástica.

Los acuerdos del Cabildo de Oficiales se tomarán por mayoría simple de los asistentes. En caso de que proceda acordar la convocatoria de Cabildo General Extraordinario que estudie alguna materia de trascendental importancia, el acuerdo deberá ser tomado por mayoría de al menos cuatro de los oficiales.

Título IV de las Reglas de la HermandadTitulo VI de las Reglas de la Hermandad