Menú Anterior

 

HERMANDAD DE NUESTRA SRA. DEL ROSARIO

Y SANTO CRISTO DE LA PAZ

(HUMEROS)

 

 

Índice General del Web

Página Principal

La Hermandad 

Álbum de Fotos

Oraciones

Enlaces y sitios interesantes

Índice General del Web

 

REGLAS DE LA HERMANDAD

 

TITULO IV. LA JUNTA DE GOBIERNO.

1.-   CAPITULO I. RAZÓN DE SER Y OBJETIVOS.

2.-   CAPITULO II. DE LOS MIEMBROS DE LA JUNTA DE GOBIERNO.

 

Ir al inicio de esta página1.- RAZÓN DE SER Y OBJETIVOS.

 

REGLA 21.- La Junta de gobierno es el órgano rector de la Hermandad. Como ente elegido por los miembros de la misma, encarna su representación más genuina, radicando en ella todos los poderes ejecutivos tendentes a la dirección, gobierno y guía de todos.

Serán sus atribuciones:

a) Vigilar que por los miembros de la Hermandad se cumpla cuanto se contempla en estas Reglas, así como cuantas disposiciones emanen de la Autoridad Eclesiástica, Cabildo general y de la propia Junta de Gobierno.

b) Solicitar de la Autoridad Eclesiástica el nombramiento de Director Espiritual y Capellán, que podrán ser la misma persona, proponiendo el nombre o nombres de los sacerdotes que, a su juicio, deban ocupar dichos cargos.

c) Fomentar los actos de culto, obras de piedad, formativas, asistenciales y cuanto se contempla en los fines de la Hermandad.

d) Fijar la fecha y Orden del Día para los Cabildos Generales, tanto Ordinarios como Extraordinarios.

e) Gestionar y resolver todos los asuntos que atañan al gobierno de la Hermandad a excepción de los que, por su importancia y gravedad, sean competencia del Cabildo General. No obstante, si por extrema urgencia no fuese posible citar a éste, podrá resolver al respecto, necesitando para que tenga validez lo actuado, la ratificación del Cabildo General, que deberá ser convocado a la mayor brevedad posible.

f) Administrar los bienes de la Hermandad

g) Estudiar cuantas iniciativas se presenten por los cofrades, tanto en lo referente al orden espiritual como al material, siempre y cuando redunden en beneficio de la comunidad.

h) Cuidar del aseo y buen estado de la fábrica de nuestra capilla, tanto interior como exteriormente. Referente al aseo, se nombrara un delegado mensual responsable de la decencia de nuestra sede para el uso cultual

i) Autorizar la consulta del Archivo de la Hermandad por investigadores debidamente acreditados.

REGLA 22.- La duración máxima del mandato de la Junta de Gobierno será de TRES años, reelegible por otro periodo igual.

Ningún hermano o hermana podrá ocupar el mismo cargo en la Junta de gobierno durante más de dos mandatos consecutivos.

Tampoco podrá pertenecer a ella si ocupare cargo directivo en otra Hermandad de Gloria de la ciudad de Sevilla.

 

Ir al inicio de esta página2.- DE LOS MIEMBROS DE LA JUNTA DE GOBIERNO.

 

REGLA 23.- Para formar parte de la junta de gobierno, además de las condiciones generales estipuladas en la Regla 8, se deberán reunir las siguientes:

a) Ser persona creyente y piadosa, amante de la disciplina eclesiástica y dispuesta a promover en su entorno el amor a Cristo y a su Madre Santísima con auténtica vocación cristiana y decidida entrega a los demás.

b) Ser mayor de dieciocho años y con tres como mínimo de antigüedad en la Hermandad. Para ser Hermano Mayor, se precisa como mínimo ser mayor de veinticinco años y gozar de cinco de antigüedad en la Hermandad.

c) Todo cargo en la Junta de gobierno es incompatible con el ejercicio de cualquier cargo político o funciones de gobierno en el ámbito local, regional o nacional. Ningún cargo en particular ni corporativamente podrá ostentar la representación de la Hermandad en actos ajenos a la misma que tengan carácter o matiz político.

d) Reunir las demás condiciones exigidas al efecto por las Normas que para las juntas de gobierno de hermandades tiene dictadas o dicte la Autoridad Eclesiástica.

REGLA 24.- La Junta de gobierno estará. formada por los siguientes SIETE cargos:

- HERMANO MAYOR

- CONSILIARIO PRIMERO Y RESPONSABLE DE CARIDAD

- CONSILIARIO SEGUNDO Y RESPONSABLE DE CULTOS Y FORMACIÓN

- MAYORDOMO

- SECRETARIO

- FISCAL

- PRIOSTE

REGLA 25.- EL HERMANO MAYOR.- El Hermano Mayor, como representante de la Hermandad, máximo responsable de la misma y de la Junta de Gobierno y depositario absoluto de la confianza de los hermanos, deberá poseer en mayor grado las cualidades especificadas en la Regla 23.

Por ello deberá contar con el respaldo de los hermanos en cada momento, para lo cual los mantendrá informados periódicamente de su gestión.

Si llegara el caso de que descuidara gravemente sus funciones, los hermanos podrán convocar un Cabildo General Extraordinario, según se dispone en la Regla correspondiente, en el cual se podrá juzgar su comportamiento y, tras las pruebas oportunas y si así lo estimasen los dos tercios de los asistentes, proponer su destitución a la Autoridad Eclesiástica.

Sus funciones son:

a) Fomentar el culto y devoción a los Sagrados Titulares.

b) Representar jurídicamente a la Hermandad en el más amplio sentido, con sujeción a los acuerdos de Cabildo.

c) Dirigir con el mayor sentido de la responsabilidad la Junta de Gobierno.

d) Presidir todos los actos corporativos de la Hermandad.

e) Convocar los Cabildos, fijando con el Secretario y Fiscal el orden del día de los mismos.

f) Delegar la representación de la Hermandad.

g) Dirimir las votaciones en caso de empate.

h) Refrendar con su firma las actas, oficios, certificados y todos los documentos de la Hermandad que así lo requieran.

REGLA 26.- CONSILIARIO PRIMERO Y RESPONSABLE DE CARIDAD.- El Consiliario Primero tiene la misión de asesorar y ayudar al Hermano Mayor en aquellas misiones que les encomiende. En ausencia del Hermano Mayor, ostentará la representación de la Hermandad, con todas las funciones y competencias del Hermano Mayor.

Igualmente, como responsable de Caridad, sus cometidos serán:

a) Organizar y dirigir toda la labor social y caritativa de la Hermandad, principalmente en lo referente a lo especificado en la Regla 7.

b) Procurar de acuerdo con la Junta de Gobierno la obtención de los recursos necesarios para el sostenimiento de las obras a él encomendadas.

c) De manera preferente deberá informarse de los casos de necesidad de cualquier tipo que exista entre los hermanos o dentro de la demarcación parroquial en que se encuentra enclavada la Hermandad, a fin de remediarlos en lo posible o gestionarlos a través de algún organismo competente.

d) Dar puntual cuenta de su actuación a la Junta de Gobierno.

REGLA 27.- CONSILIARIO SEGUNDO Y RESPONSABLE DE CULTOS Y FORMACIÓN.- El Consiliario Segundo tiene la misión de asesorar y ayudar al Hermano Mayor en aquellas misiones que le encomiende. En ausencia del Hermano Mayor y Consiliario Primero, ostentará la representación de la Hermandad con todas las funciones y competencias del Hermano Mayor. En ausencia del Consiliario Primero, desempeñará las funciones de responsable de Caridad.

Igualmente como responsable de Cultos y Formación, tiene las siguientes funciones:

a) Organizar de acuerdo con el Director Espiritual y en estrecho contacto con el Prioste todos los cultos que hayan de celebrarse, ocupándose de la designación de predicadores, sacerdotes que hayan de actuar y ordenación de las diversas funciones, con objeto de que aquellos revistan la mayor solemnidad y participación, siempre de acuerdo con la Junta de Gobierno.

b) Será responsable junto al Prioste de la guarda y cuidado de los objetos de culto, debiendo estar supeditados ambos a la autoridad del Mayordomo como administrador de los bienes de la Hermandad y a la Junta de Gobierno.

c) Promover y fomentar en estrecha colaboración con el Director Espiritual la formación religiosa, moral y humana de los miembros de la Hermandad, mediante la organización de actos encaminados al logro de estos fines.

d) Dedicará especial interés, recabando la colaboración de los hermanos y hermanas a la Catequesis Infantil mediante los procedimientos recomendados por la Autoridad Eclesiástica.

REGLA 28.- MAYORDOMO.- Son funciones propias del Mayordomo:

a) Administrar los bienes de la Hermandad, custodiándolos y conservándolos con la mayor solicitud y esmero, no pudiendo cederlos ni prestarlos sin previa aprobación de la Junta de Gobierno.

b) Presentar a la Junta de Gobierno para su aprobación el presupuesto ordinario del ejercicio entrante, proponiendo al Cabildo de Oficiales para su estudio y aprobación cualquier modificación de las cuotas ordinarias.

c) Contratar los servicios que la Hermandad necesite.

d) Dar cuenta mensualmente a la Junta de Gobierno del resumen de los ingresos y gastos habidos.

e) Rendir cuentas anualmente a la Junta de Gobierno, con la presentación de los correspondientes justificantes, para su posterior aprobación por el Cabildo general.

f) Firmar todos los comprobantes de ingresos y gastos.

g) Llevar un libro de Inventario en el que consten todos los enseres propiedad de la Hermandad y en el que habrán de anotarse anualmente las altas y bajas justificadas.

h) Al tomar posesión de su cargo, recibirá del Mayordomo saliente y en presencia del Hermano Mayor y Secretario a su vez salientes y entrantes, todos los libros y enseres de la Hermandad, firmando conjuntamente la citada entrega.

i) En los puntos b, d y e su labor se enmarca dentro de la Junta Económica.

REGLA 29.- SECRETARIO.- Las funciones del Secretario como fedatario de la Hermandad, son:

a) Asistir a todos los actos de gobierno de la Hermandad, autentificando con su Presencia la legalidad de los mismos.

b) Levantar acta de todos los cabildos de la Hermandad, reflejándolas fielmente en los libros destinados para tal efecto. Podrá expedir certificaciones de estas actas y de cuantos escritos sean necesarios con el Visto Bueno del Hermano mayor.

c) Redactar la Memoria anual de actividades de la Hermandad para su aprobación en el Cabildo General y posterior remisión al organismo diocesano correspondiente.

d) Recibir el juramento de los nuevos hermanos.

e) Inscribir a los hermanos en el libro de Registro de la Hermandad, cuya custodia y actualización deberá cuidar.

f) Tener actualizados los ficheros de la Hermandad.

g) Confeccionar el censo electoral, sirviéndose para ello del libro de Registro.

h) Firmar todos los recibos de cuotas y citaciones.

i) Dar lectura a la fórmula de Protestación de Fe durante la Función Principal de Instituto.

j) Organizar y custodiar al archivo general de la Hermandad, así como el sello de la misma y el Libro de Reglas.

k) Portará el Estandarte de la Hermandad en todos los actos corporativos.

l) Fijará con el Hermano Mayor y conforme del Fiscal el orden del día de los Cabildos.

ll) Comunicará al Consiliario Segundo los nombres de los hermanos fallecidos, para que éste organice los sufragios que se prevén en la Regla 14.

REGLA 30.- FISCAL.- Las funciones del Fiscal son:

a) Velar por el exacto cumplimiento de estas Reglas.

b) En lo referente a la admisión de nuevos hermanos, informará la solicitud de ingreso y cuidará que reúnan las condiciones exigidas en la Regla 8, inquiriendo además, si lo estimase oportuno, cuantos informes complementarios precise.

c) Procurar la divulgación y el conocimiento por todos los hermanos de las Reglas de la Hermandad.

d) Elevar informe a la Junta de Gobierno sobre la procedencia o no de las sanciones a los hermanos tal como se prevé en la Regla 15.

e) Cuidar del cumplimiento de todos los acuerdos reflejados en el libro de Actas.

f) Inspeccionar los libros de la Hermandad a efectos de vigilar la buena marcha de la misma, dando cuenta a la Junta de Gobierno de cuantas faltas o negligencias observara.

g) Fiscalizar las cuentas anuales con antelación a su presentación al Cabildo de Oficiales, para su consideración y posterior aprobación por el Cabildo General.

h) Será el responsable del desarrollo de todos los cabildos, en los que se hará oír, interrumpiendo o negando intervenciones e incluso pudiendo llegar a levantar el Cabildo si llegara a desvirtuarse el espíritu o forma del mismo.

i) En caso de incumplimiento de sus obligaciones por parte de cualquier hermano o miembro de la Junta de Gobierno, lo pondrá en conocimiento del Hermano Mayor con objeto de que recabe de este hermano o hermana la rectificación necesaria. En caso de ser el Hermano Mayor el que incumpla, lo pondrá en conocimiento del Consiliario Primero, Mayordomo y Secretario, quienes, si es necesario, convocarán Cabildo de oficiales para tratar el asunto.

j) Será el responsable de la organización de la procesión de la Santísima Virgen como Diputado Mayor de Gobierno.

REGLA 31.- PRIOSTE.- Tendrá como funciones:

a) Tener a su cargo el cuidado de las sagradas, imágenes y objetos de culto.

b) Montar los cultos que la Hermandad organice y de manera especial los dedicados a Nuestros Titulares así como la procesión de la Santísima Virgen del Rosario en lo que respecta al Paso y su ornamentación, previo informe y aprobación de la Junta de Gobierno.

c) En la procesión de la Virgen actuará de Fiscal de Paso.

d) En todo lo económico estará a lo que aconseje el Mayordomo y Junta de Gobierno.

REGLA 32.- SUSTITUCIONES.- Dado que en la Junta de Gobierno no existen caso de duplicidad de cargos salvo los consiliarios, se han de prever los casos en que necesariamente sean precisas las sustituciones:

a) Si cualquier miembro de la Junta de gobierno estuviese imposibilitado para el ejercicio de sus funciones, el Hermano Mayor está facultado para designar a un hermano o hermana, mayor de 18 años y con tres de antigüedad, que, reuniendo a su juicio las condiciones necesarias, lo sustituya, previa conformidad de la Junta de Gobierno. Este nombramiento será efectivo exclusivamente mientras dure la imposibilidad del miembro de la Junta que es sustituido.

b) En el caso de ausencia prolongada, larga enfermedad o vacante del Hermano Mayor, será sustituido por el Consiliario Primero, a no ser que fuera aconsejable la convocatoria de un Cabildo General de Elecciones por decisión de la Junta de Gobierno.

REGLA 33.- AUXILIARES.- El Hermano Mayor, a propuesta del titular de cada cargo y oído el parecer de la Junta de gobierno, nombrará Diputados auxiliares de los distintos cargos de la Junta. Estos tendrán como cometido el ayudar a sus respectivos Principales y Podrán asistir a los Cabildos de Oficiales con voz pero sin voto.

REGLA 34.- CAMARERAS.- corresponde al Prioste la designación de Camarera o Camareras entre las hermanas que se distingan por su amor y devoción a Nuestros Titulares.

Serán un máximo de dos y tendrán como misión colaborar con el Prioste en el buen cuidado y aseo de las imágenes y enseres (vestuario, Manteles, corporales..) de nuestra capilla. Como componentes del equipo cesarán a la vez que la Junta de Gobierno.

Título III de las Reglas de la HermandadTitulo V de las Reglas de la Hermandad