Menú Anterior

 

HERMANDAD DE NUESTRA SRA. DEL ROSARIO

Y SANTO CRISTO DE LA PAZ

(HUMEROS)

 

 

Índice General del Web

Página Principal

La Hermandad 

Álbum de Fotos

Oraciones

Enlaces y sitios interesantes

Índice General del Web

 

REGLAS DE LA HERMANDAD

 

TITULO III. DE LA VIDA ESPIRITUAL DE LA HERMANDAD.

1.-   CAPITULO I. LOS CULTOS.

2.-   CAPITULO II. DE LA DIRECCIÓN ESPIRITUAL DE LA HERMANDAD.

 

Ir al inicio de esta página1.- LOS CULTOS.

 

REGLA 16.- La Hermandad, fiel a sus fines fundacionales, como cauce conductor de la santificación de sus miembros y como Iglesia viva que es, ha de continuar la obra de Salvación emprendida por Cristo y que se hace presente en la Liturgia.

REGLA 17.- Por consiguiente, esta Hermandad celebrará anualmente como mínimo los siguientes cultos:

1.- Todos los domingos y fiestas de precepto se celebrará la eucaristía ante Nuestros Titulares.

2.- Dado el carácter mariano por excelencia de nuestra Hermandad y su tradicional devoción al Santo Rosario desde la época fundacional, al menos una vez a la semana se celebrará oración comunitaria en nuestra capilla meditando los Santos Misterios de este Santo Rosario.

3.- En un domingo de la primera quincena de mayo, considerado tradicionalmente como el Mes de María se celebrará una Solemne MISA DE ROSAS, antigua ceremonia de las cofradías del Santo Rosario, con ofrenda y bendición de estas flores a la Santísima Virgen del Rosario por parte de hermanos y fieles. A continuación, la imagen de la Virgen permanecerá expuesta en devoto BESAMANOS a la veneración de los fieles, finalizando dicho acto con el rezo del Santo Rosario y el canto solemne de la Salve.

4.- En los tres primeros días de la Cuaresma, Miércoles de Ceniza, jueves y viernes, esta Hermandad honrará a nuestro Titular, el Santo Cristo de la Paz, con un solemne TRIDUO PENITENCIAL, en cuyo primer día se impondrá la Ceniza en el transcurso de la eucaristía y en el último día se celebrará devotamente el ejercicio del Vía Crucis.

5.- En el mes de octubre, a ser posible en la semana de la festividad de la Virgen del Rosario, esta Hermandad honrará a nuestra Titular con un solemne TRIDUO que culminará con la FUNCIÓN PRINCIPAL DE INSTITUTO y Comunión General. En el Ofertorio de la celebración eucarística, se hará pública Protestación de Fe y se renovará el juramento que la Hermandad hizo en su día de defender el Misterio de la Mediación Universal de la Santísima Virgen en la dispensación de todas las gracias.

Siempre que sea posible y la Autoridad Eclesiástica así lo autorice, los cultos a la Santísima Virgen culminarán con una Solemne Procesión de la imagen de Nuestra Señora por las calles de la feligresía, haciendo estación a un determinado templo cercano en devoto Rosario de la Aurora. Allí se celebrará la Santa Misa e inmediatamente a continuación regresará nuevamente a la capilla con el mayor orden y compostura. Esta Procesión tendrá lugar preferentemente el 12 de octubre, festividad de la Virgen del Pilar o, en todo caso, en un día festivo posterior a la Función Principal, recogiendo así por escrito un culto tradicional en nuestra Hermandad.

6. En el caso de que la fiesta litúrgico de la Virgen del Rosario no se encuadre en los días del Triduo y Función Principal, se celebrará en dicha fecha una solemne eucaristía.

REGLA 18.- Además de estos cultos, la Hermandad se obliga a la asistencia corporativa a la Procesión del Santísimo Corpus Christi de nuestra ciudad y a cuantas manifestaciones públicas decida hacer como tal la Hermandad sola o en unión de otras hermandades, a tenor de lo que el gobierno supremo de la diócesis dictamine con motivo de celebraciones comunitarias, a las que en ningún caso se deberá excusar la asistencia.

 

Ir al inicio de esta página2.- DE LA DIRECCIÓN ESPIRITUAL DE LA HDAD.

 

REGLA 19.- Para la plena realización de sus fines y el desarrollo de su vida espiritual, la Hermandad contará con la colaboración de un Director Espiritual designado por el obispo diocesano.

REGLA 20.- El Director Espiritual representa al Ordinario del lugar dentro de los límites de su oficio, que se rige por las disposiciones del Código de Derecho Canónico y en concreto por las relativas al oficio de capellanes. El Director Espiritual puede asistir a todos los cabildos de la Junta de Gobierno con voz, pero sin voto y también a los Cabildos generales. La Autoridad Eclesiástica podrá concederle especiales funciones en casos determinados. deberá ser oído y dar su visto bueno en todo lo referente a actos de culto, proclamación de la Palabra de Dios, formación cristiana de los cofrades y obras de apostolado y caridad.

Título II de las Reglas de la HermandadTitulo IV de las Reglas de la Hermandad