Menú Anterior

 

HERMANDAD DE NUESTRA SRA. DEL ROSARIO

Y SANTO CRISTO DE LA PAZ

(HUMEROS)

 

 

Índice General del Web

Página Principal

La Hermandad 

Álbum de Fotos

Oraciones

Enlaces y sitios interesantes

Índice General del Web

 

PATRIMONIO ARTÍSTICO 

ESCULTURA

 

1.- Imágenes Titulares de la Hermandad

2.- Imágenes del Retablo

3.- Otras Imágenes


 

 

Inicio de la página1.- Imágenes Titulares de la Hermandad

A) Imagen de Nuestra Señora del Rosario

     Presidiendo el retablo, en el camarín central, se encuentra la imagen titular de la capilla, Nuestra Señora del Rosario.

    La imagen es una talla completa de madera polícroma y estofada, de 85 cm. de altura. Aparece sedente, sosteniendo con su brazo derecho y por detrás al Niño, que forma parte de la misma escultura. Es preciso destacar el primoroso estofado de los ropajes a base de rocalla a realce y de motivos florales en dorado. La talla está adaptada al banco en que descansa, por lo que sólo presenta un punto de vista frontal, estando más descuidada la espalda de la imagen.

     El rostro de la Virgen presenta una cierta frontalidad en sus bellas facciones, contrastando con el barroquismo del estofado. La vestimenta tallada consta de túnica roja y manto azul. Con su brazo derecho sostiene por detrás al Niño, que aparece de pie sobre la pierna de la Virgen, lo que da al simulacro un cierto dinamismo. El Niño está vestido con un pañal dorado, también tallado y estofado. Sostiene una cruz de plata y nácar con la mano derecha. El rostro del Niño está dotado de indudable encanto, esbozando una ligera sonrisa, que no resta en absoluto dignidad a la imagen.

Ntra. Sra. del Rosario

      No está clara la autoría de la imagen. En 1761 el escultor Jerónimo Roldán ejecuta en blanco una imagen de la Virgen con el Niño por un importe de 300 reales y en 1762 Joaquín Cano encarna a la imagen titular de la capilla.(6). No obstante esto, el rostro parece denotar un estilo diferente al de las otras dos imágenes talladas por Roldán, el Cristo de la Paz (encargado a la vez que la Virgen) y San Antonio. De hecho, se conoce que existía una imagen anterior que recibía culto en una hornacina del muro del convento de San Laureano. Además, en la Relación de objetos de Liñán en 1784 se menciona a la imagen "antigua" de Nuestra Señora del Rosario, lo que parece dar a entender que existían dos, aunque este inventario es bastante confuso y poco fiable.

     Así pues, documentalmente se constata que Jerónimo Roldán Serrallonga talló una imagen de la Virgen con el Niño en la época de construcción de la capilla, no especificándose más detalles. En el plano artístico, sobre todo tras un reciente proceso de limpieza de la talla, la imagen parece denotar una ejecución anterior, lo que concordaría con la identidad de la imagen primitiva.

     En el estado actual de las investigaciones, todo parece indicar que Jerónimo Roldán llevó a cabo una remodelación de la imagen fundacional, que posteriormente fue encarnada y estofada por Joaquín Cano.

     Su iconografía sedente la relacionan con las tallas de Jerónimo Hernández, concretamente las Vírgenes del Rosario de San Pablo (hoy, Virgen de la Paz en Santa Cruz) y de la capilla del Museo de Bellas Artes.

     La imagen ha sido restaurada en diversas ocasiones. El escultor y hermano de esta hermandad, José Manuel Bonilla Cornejo realizó una limpieza integral de la imagen, devolviéndole su primitiva encarnadura y la esplendidez cromática de su estofado, ennegrecido por repintes. En 1996, en los talleres de SERBAL, realizó una intervención integral sobre la talla de la Stma. Virgen, dejándola tal y como en la actualidad la veneramos.

B) Imagen del Cristo de la Paz

     El Santo Cristo de la Paz es un Crucificado de talla de 85 cms. sostenido a la cruz por tres clavos.

     El sudario está atado con soga con muñón en el lado derecho, dejando al descubierto la pierna izquierda. La melena, bien trabajada, descubre su oreja izquierda y oculta con un mechón la derecha.

     El rostro de este Cristo muerto es sosegado y apacible. Es obra documentada de Jerónimo Roldán de 1761, siendo encarnada por Joaquín Cano un año después.(7).

    Según el profesor Villar Movellán " (...) encaja perfectamente dentro del estilo familiar (Roldán), pero revela ya las suavidades formales de mediados de siglo, patentes por ejemplo en el perizoma caído, resguardado de los fuertes y dramáticos vientos que hacían moverse el sagrado paño cincuenta años antes (...)" (8).

Detalle del Santo Cristo de la Paz

      En la actualidad, la imagen del Cristo se encuentra en el retablo de la Virgen del Carmen, tras haber permanecido muchos años en el Manifestador del retablo mayor.

     La imagen del Santo Xto., al contrario que la Stma. Virgen, no presenta ninguna restauración. Fué en 1995, en los talleres SERBAL, donde se le practicó una limpieza y reposición de la encarnadura, devolviéndole su primitiva configuración. En el año 2000, con motivo del Via Crucis al convento de Sta. Rosalía, nuestro hermano José Manuel Bonilla Cornejo, realizó una nueva cruz para la imagen, siendo ésta más proporcionada al tamaño del Cristo.


Inicio de la página2.- Imágenes del Retablo.

     En el cuerpo inferior se hallan las imágenes estofadas y policromadas de San Vicente Mártir, Santo Domingo de Guzmán y en los extremos las de San Ildefonso y San Fernando.

  San Vicente      Santo Domingo 

     Las dos primeras son de pequeño tamaño (80 cms). San Vicente sostiene en sus manos una especie de parrilla de metal mientras que bajo el brazo porta un libro (de talla). Está revestido de acólito. Santo Domingo es representado con el hábito de su Orden ostentando con su mano un estandarte (de metal) y con la otra sostiene un libro abierto (de talla).

     San Ildefonso está revestido de pontifical y con los atributos episcopales. San Fernando se representa con vestimenta militar oscura y tocado de corona real. Su actitud es de arenga, sosteniendo en su mano derecha una espada. Ambas imágenes miden 1,10 m.

     Respecto a las autorías de estas imágenes, no puede establecerse nada definitivo, aunque el hecho de que Joaquín Cano realizara diversas encarnaciones, como parece deducirse de diversos recibos en 1762, puede pensarse que algunas sean obras de taller relacionadas con Jerónimo Roldán (que realizó varias obras para la capilla), aunque otras pudieran ser posteriores y pertenecer a la obra del retablo llevada a cabo por Pérez Caballero.


Inicio de la página3.- Otras Imágenes.

A) San Antonio y el Niño

     Esta imagen, de talla policromada, se venera en una repisa especial de madera dorada situada en el muro de la epístola, aunque llegó a tener retablo propio. Mide 1,40 m. de altura. La vestimenta estofada en oro corresponde al hábito franciscano. En la iconografía es abrazado amorosamente por el Niño (imagen independiente) al que sostiene en sus brazos, llevando asimismo un libro en su mano izquierda. Su rostro presenta cierta frontalidad. El Niño denota una actitud muy dinámica e inquieta, mientras vuelve el rostro al espectador.

     Ambas imágenes son obras documentadas de Jerónimo Roldán y fueron ejecutadas en 1759. (10).

San Antonio

B) San José y el Niño

     Al igual que el San Antonio recibe culto sobre una repisa de madera dorada, pero en el muro del evangelio. Mide 1,20 m.

San José

     El patriarca sostiene al Niño (es una única talla) entre sus brazos. El rostro del santo aparece sereno y frontal. El Niño, por su parte, sentado, sostiene con su mano izquierda el Mundo y con la derecha, bendice. Su rostro, tratado con mucho gusto, refleja aun con candor infantil, la majestad de su Persona.

     Tonos verdes en distinta gradación componen el color de sus vestimentas talladas junto al ocre de la capa de San José. Sobre esta escultura no existe ninguna documentación. No figura en el primitivo inventario de 1784 y parece que su introducción fue a comienzos del siglo XIX cuando la capilla fue durante unos años oratorio de una comunidad de carmelitas, aunque su ejecución parece anterior. Consta ya en el inventario de la segunda mitad del XIX.

     Sus rasgos denotan un gran valor artístico y parece clara su relación con el círculo de Rivas, de finales del XVII o principios del XVIII, aunque tiene muchos repintes. Tuvo también altar propio en el XIX.

C) Nuestra Señora del Carmen

     Imagen de candelero. Sostiene en su brazo izquierdo al Niño y con el derecho ostenta cetro y escapulario. El rostro, frontal, no resulta muy expresivo. El Niño, sentado en el brazo de su Madre, aparece sonriente mientras bendice con la mano diestra, sosteniendo con la otra un Mundo. Hasta hace unos años ocupó su retablo propio. En la actualidad, muy deteriorada, está en un taller de escultura en espera de su restauración. Ha aparecido, tras la concepción exterior astorgeña (Gabriel), un busto con pechos (siglo XVI) y siete testigos de policromía, denotando que el rostro ha sido transformado en diversas ocasiones, lo que indica actividad cultual importante.

     Esta imagen tampoco está documentada. Se introdujo, al igual que el San José y posiblemente por la misma comunidad carmelitana, su culto en el siglo XIX, en cuyo inventario ya aparece. Ha sufrido muy diversas restauraciones. En el siglo pasado fue titular de una hermandad radicada en la capilla.

D) Inmaculada Concepción

     Imagen de candelero, de rostro frontal y poco expresivo. Se halla muy repintada y ha sufrido diversas restauraciones. Tampoco es posible documentarla. Figura ya en el inventario del siglo XIX y contaba con retablo propio que fue suprimido en 1969.Crucificado existente en la sacristía de la Hermandad

E) Crucificado de la sacristía

     Talla de menor tamaño que el Cristo de la Paz (52 cms). Sostenido a la cruz por tres clavos, es una talla del siglo XIX imitando el manierismo del XVI, un tanto desproporcionada. En el año 2000, fué restaurada de una manera desinteresada esta pequeña talla por los talleres SERBAL, quitándole repintes y afianzando la imagen a la cruz y calvario.

F) Niño Jesús

     Aparece claramente descrito en el inventario de 1924. Tenía como atributos potencias de plata y mundo y corona de espinas de plata en la mano y cruz de acero bruñido. Es de talla y sobrevestido. Mide 60 cms. Parece obra del círculo de Rivas, de principios del XVIII, aunque muy restaurado, por ejemplo para colocarle ojos de cristal. La imagen es de tamaño menor que el natural.

G) Nuestra Señora de Villaviciosa

     Dolorosa de candelero de pequeño tamaño. Se venera en un fanal. Aparece por vez primera en la Relación de 1913.

H) Nuestra Señora del Rosario (fachada de la capilla)

     Se venera en la hornacina de la fachada de la capilla. Es de terracota y de tamaño menor que el natural. Su iconografía es muy similar a la de la Titular de la capilla, a la que idealiza en el rostro. Debió realizarse en época coetánea a la construcción del templo, aunque no está documentada.

     Cabe referirse también a las tallas policromadas y estofadas de dos ángeles lampararios en ambos muros a la altura del presbiterio.

     Igualmente existe un pequeño Crucificado de talla polícroma de 23 cm. en la sacristía y que formaba parte del púlpito, que desapareció durante las obras de los años 70. Es una obra antigua, que puede remontarse incluso al siglo XVI.

Ntra. Sra. del Rosario. Fachada principal de la Capilla

 

I) San José y Niño Jesús (Belén Navideño)

     En la vigilia de la Inmaculada del año 2000, se bendijeron dos nuevas tallas. Dichas obras del escultor José María Leal Bernaldez son las que la hermandad pone en Navidad para el montaje del Belén Navideño. La talla del San José mide unos 85 cms. y en un futuro estará acompañado de una nueva imagen de la virgen que completará el misterio.